La Erupción Dental en Bebés: todo lo que necesitas saber

La erupción dental es una etapa significativa en el desarrollo de tu bebé. Durante este proceso, los primeros dientes de leche comienzan a salir a través de las encías, lo que puede generar incomodidad y molestias tanto para el bebé como para los padres. En Clínica Chela, entendemos la importancia de estar bien informado sobre este proceso. A continuación, te explicamos cuándo sucede, cómo actuar y de qué manera puedes calmar a tu bebé durante esta etapa.

¿Cuándo Sucede la Erupción Dental?

La erupción dental generalmente comienza entre los 4 y 7 meses de edad, aunque puede variar considerablemente entre bebés. Algunos pueden experimentar la aparición de su primer diente tan temprano como a los 3 meses, mientras que en otros puede retrasarse hasta después del primer año. Los primeros dientes en aparecer suelen ser los incisivos centrales inferiores, seguidos por los incisivos centrales superiores.

El proceso de erupción dental continúa hasta aproximadamente los 3 años de edad, cuando el niño tiene un conjunto completo de 20 dientes de leche.

Síntomas de la Erupción Dental

– Encías inflamadas y rojas: Las encías pueden estar hinchadas y enrojecidas en el área donde el diente está a punto de salir.
– Babeo excesivo: El aumento de la salivación es una respuesta común durante la erupción dental.
– Irritabilidad y llanto: El malestar de las encías puede hacer que el bebé esté más irritable y llorón.
– Mordisqueo constante: Los bebés suelen morder objetos para aliviar la presión en las encías.
– Cambios en el sueño: El dolor puede interferir con los patrones de sueño del bebé.
– Falta de apetito: La incomodidad al masticar puede reducir el interés del bebé por comer.

¿Cómo Actuar Ante la Erupción Dental?

– Mantén la Calma: Recuerda que la erupción dental es una fase normal del desarrollo. Mantén la calma y sé paciente con tu bebé.

– Proporciona Objetos para Morder: Ofrece a tu bebé juguetes de dentición o anillos de mordida. Estos pueden ser refrigerados (pero no congelados) para proporcionar un alivio adicional.

– Masajea las Encías: Usa tu dedo limpio o una gasa húmeda para masajear suavemente las encías del bebé. Esto puede ayudar a aliviar el dolor.

– Mantén la Higiene Bucal: Aunque todavía no haya dientes visibles, limpia las encías de tu bebé con una gasa húmeda después de cada alimentación para evitar infecciones.

Formas de Calmar a Tu Bebé

– Chupetes fríos: Un chupete refrigerado puede proporcionar alivio adicional.
– Comidas frías: Si tu bebé ya ha comenzado con alimentos sólidos, ofrece purés fríos o yogur para aliviar las encías.
– Analgésicos: Consulta con tu pediatra sobre la posibilidad de usar analgésicos infantiles como el paracetamol o el ibuprofeno, siempre siguiendo las dosis recomendadas.

Cuándo Consultar al Médico

Es importante estar atento a cualquier signo de complicación. Consulta al médico si tu bebé presenta fiebre alta, diarrea, o está extremadamente irritable. Estos síntomas pueden no estar relacionados con la erupción dental y podrían requerir atención médica.

En Clínica Chela, estamos aquí para ayudarte durante todas las etapas del desarrollo de tu bebé. Si tienes alguna pregunta o necesitas asesoramiento, no dudes en contactarnos. La erupción dental puede ser un desafío, pero con la información y el apoyo adecuados, puedes hacer que esta etapa sea más llevadera para ti y tu bebé.

Artículos que también te pueden interesar
Menú